Nació en la ciudad de Panambi - RS Brasil, en el año de 1962.

Su formación fundamentalmente autodidacta, se ha amparado en constantes investigaciones de técnicas y tendencias artísticas frecuentando atelieres de importantes artistas de São Paulo.

Sus primeras obras fueron en estilo académico. Después ha realizado varias incursiones en la pintura contemporánea y por el abstraccionismo por cuyos caminos y procesos ha alcanzado su propio lenguaje plástico.

Las primeras exposiciones comenzaron a partir del año de 1997, cuando vivía aún en el estado del Paraná. En el año de 2000 regresó al RS – Ijuí, en donde se dedicó con afinco al arte, el cual pasó a ocupar un lugar cada vez más importante en su vida. Abrió un atelier y ministra aulas.

En julio del 2004 inaugura el “Ma’at Place Atelier”: Ma’at antiguo concepto de paz del pueblo egipcio, place – lugar en inglés; “lugar de paz”, paz a través del arte, el arte como vehículo de paz. La artista pretende, ensanchar el concepto en Europa, en el viejo continente.

Lenir entiende que el arte refleja y espeja el interior arquetípico del hombre, sea en el acto de la crianza, en el momento comulgante de la contemplación, siendo siempre, de una manera u otra, representación simbólica, expresión y proyección de cuanto se pasa en su interior.

“La pittura è cosa mentale” decía Leonardo da Vinci, en su sabia afirmación. Pero, es sobretodo como un ejercicio del hombre entero e integral – en cuerpo, alma y espíritu- que Lenir Witzke ejerce su singular arte. La pintora siempre vio la actividad artística como fuente de expresión, cargada del más profundo haz de significaciones, llegando a defender tratarse de una forma terapéutica que lleva su practicante a trabajar el autoconocimiento y el equilibrio emocional, repercutiendo en quien contemple y revisita el resultado de tal labor.

Actualmente, Lenir ministra aulas a niños, adolecentes y adultos, desarrollando asiduamente iniciativas meritorias de carácter social. Por ejemplo el hecho; de entre alumnos participantes en un concurso de dibujo realizado en escuelas públicas municipales, los vencedores recibieron aulas de pintura gratuitas durante los meses de vacaciones. En esta área de intervenciones la artista se incluye en Proyectos como “ “Ayúdenos ayudar”, que tuvo como objetivo fundamental contribuir para una mejor concientización y despertar de los niños hacia las temáticas sociales, utilizando el arte como vehículo- o la muestra más reciente “ Planeta en Agonía”, exposición colectiva fruto de un proyecto llevado a cabo con alumnos del atelier Ma’at Place que buscó llamar la atención para la problemática del calentamiento global y sus efectos en la salud humana, en la economía y en el medio ambiente.

Presente también en Muestras en Europa, dónde fue merecidamente galardonada, el arte de Lenir Witzke no permite indiferencia: comprometida sí, pero arte comprometida con la verdad, que es otro nombre de la belleza- aún que sea la belleza que nos moleste, y exija esfuerzo y cambio. El mundo no nos es indiferente, mucho menos la vida: por eso, la mirada de la artista, siempre fiel a la vida, y fiel sobretodo a si misma- nos muestra también siempre aquello que menos esperamos.

Inesperada como la vida, así es el arte de Lenir, es una constante descubierta de la sorpresa de estar vivo y de la urgencia de estar bien vivo, por lo bueno, hacer el bien, para que lo verdaderamente bueno siempre se nos muestre y nos invite a lo mejor.